Arranca la campaña electoral. ¡Que suplicio!

Ya ha comenzado oficialmente la campaña electoral para las municipales de mayo de 2011 para martirio del resto de los mortales. Los sufridos ciudadanos tendremos que padecer durante estos dias un bombardeo de mensajes electorales de difícil digestión y sopor generalizado.
Pero los partidos políticos, cuando llegan estas fechas, siguen empeñados en afilar su maquinaria electoral y lanzar sus abrumadores mensajes de dudosa credibilidad. Y al final siempre es lo mismo..."si usted me vota...voy a hacer...esto...esto y esto. Y si no me vota acarree y padezca usted las consecuencias de la incompetencia y mala gestión de mis rivales políticos. Usted verá, yo ya se lo estoy advirtiendo". A renglón seguido surgirán los imprescindibles, cruces de acusaciones, insultos, zancadillas y todo lo necesario para completar una "correcta" campaña electoral dentro de la tónica dominante. Y es que...son como niños...el problema es que el resto tenemos que sufrir sus pataletas y sus discusiones de patio de colegio. A estas alturas de la película dudo que haya alguien que todavía se crea los mensajes de la clase política, y menos en fase electoral, que en innumerables ocasiones ha quedado en papel mojado. Es curioso que siempre que hay elecciones próximas de por medio, el político de turno se apresure a inaugurar esto y lo otro, y a aparecer en todo acto público favorable que se tercie. No hay más que fijarse en estos últimos días, donde al alcalde lo hemos tenido hasta en la sopa inaugurando cosas por aquí y por allá junto a otros políticos, presidente de la Xunta incluido. Da igual esto o lo otro, la cuestión es colgarse la medalla e incrementar el rango electoral.
Pero bueno, de lo malo, malo y aunque sea casi siempre en período electoral por lo menos inauguran algo, lo cual indica que algo han hecho. Esto nos lleva por tanto a la siguiente reflexión: si bien podríamos pensar que las elecciones no valen de mucho para cambiar las cosas si al menos nos sirven para que los políticos nos inauguraren cosas. De esta forma y a golpe de elecciones iremos así poco a poco evolucionando en la ciudad.
¿Sería mucho pedir que para estas elecciones debatieran sobre los verdaderos problemas que tiene A Coruña y se dejen de discursos y acusaciones estériles?
Hagan política, señores, y centren sus esfuerzos en solucionar los problemas de los ciudadanos y su ciudad que para eso se les vota y sobrepaga. 
En fin, ahi queda nuestra petición pero mucho me temo que no nos haran ningún caso y seguirán en su dinámica habitual para captar votantes. Diossssss...que martirio.

No hay comentarios: