¡¡¡Con los pelos de punta!!!

Un día más nos despertamos con el anuncio de una tienda o comercio cerrado. Esta vez le ha tocado el turno a la cafetería Savoy en la calle San Andrés y mañana o pasado puede que sea otro establecimiento el que cierre. Sin ir más lejos la tienda Musgo ya viene anunciando que el día cinco de abril es el último que abre. A ello hay que sumar también otros comercios que cierran o se trasladan del centro de la ciudad al mastodonte comercial por antonomasia, el Marineda City. Todo ello, por supuesto, con sus correspondientes consecuencias laborales para los trabajadores que tendrán que acarrear con sus problemas y tragedias personales.
La cuestión es que con tantos cierres y traslados no se puede evitar que el pelo se nos erice. Algunos nos preguntamos hasta cuando va a durar la sangría. A este paso el centro de la ciudad va a quedar desmantelado en poco tiempo, y no hay una situación peor para una ciudad que ver como sus tiendas y comercios cierran. Lo que esta claro es que algo no funciona, y muchos para justificar dichos cierres buscamos la respuesta en la tan cacareada crisis, apuntamos hacia razones temporales o coyunturales que toda economía tiene o buscamos la culpabilidad en los grandes centros comerciales como causantes de todos los males.
Por una cosa u otra o por todas un poco en general, lo que no es aceptable es el cierre paulatino del tejido comercial porque si hay algo que dé vida a una metrópli son precisamente sus tiendas y comercios, son las que generan actividad y movimiento y las que en definitiva suministran el pulso y el torrente sanguineo a nuestra ciudad.
Imaginad que no existieran ni tiendas, ni bares, ni ningún otro establecimiento comercial o los que habría serían muy pocos y escasos. El bullicio del centro de la ciudad dejaría de existir, ya no habría razón para acudir al centro porque el centro tal y como lo conocemos hoy ya no existe, y porque ahora el centro es Marineda City. Todos contentos con este nuevo centro que no es comparable con el viejo centro. Ya nadie se acuerda de aquel centro porque ahora este centro es el más grande de España y tercero de Europa...En fín, a ver si me centro porque con tanto centro solo con pensarlo me descentro.

No hay comentarios: