Detectan irregularidades en determinadas ofertas de empleo

A pesar de la dura crisis, del paro y de la necesidad apremiante de encontrar un empleo, hay personas que aprovechan tales circunstancias para enriquecerse acosta de las desgracias ajenas. Desde la Oficina municipal del consumidor (OMIC) han recibido en los últimos dias varias denuncias alertando sobre posibles fraudes en determinadas ofertas de empleo aparecidas por lo general en la prensa escrita. Las supuestas ofertas fraudulentas remiten a los usuarios a líneas de tarificación adicional con prefijos 807. En la mayoría de los casos, facilitan un teléfono móvil como contacto y al llamar, una locución les indica que deben marcar otro número con el prefijo 807.
Desde la OMIC advierten que los servicios de tarificación adicional son aquellos que, a través de una llamada telefónica o de una conexión a internet, mediante un determinado prefijo (803, 806, 807 y 907), conllevan una retribución por la prestación de unos servicios de información o entretenimiento y, en consecuencia, repercuten a los usuarios en un coste adicional, aparte del coste de la propia llamada. De esta forma, la OMIC indica que si  la llamada supera los 30 minutos, el tiempo máximo que pueden durar estas llamadas, haciendo preguntas sobre disponibilidad, estudios o experiencia, el precio puede llegar a alcanzar los treinta euros.
El código de conducta regulador de estos servicios establece expresamente la prohibición de que los servicios destinados a solicitar u ofrecer empleo o trabajo, directa o indirectamente, ya sea remunerado o sin remunerar, se puedan ofrecer a través de números de tarificación adicional. 

La OMIC recuerda que los códigos de acceso para estas líneas son los siguientes:
  • 905: servicios de televoto y llamadas masivas.
  • 803: contactos y eróticos. Servicios para adultos
  • 806: ocio y entretenimiento. Tarot, concursos de TV u otros medios,
  • 807: servicios profesionales.

No hay comentarios: