El Ayuntamiento de A Coruña se plantea la prohibición del botellón

Prohibir o no prohibir, esa es la cuestión que ante el botellón se plantea el Ayuntamiento de A Coruña a tenor de los últimos destrozos registrados en los jardines de Méndez Núñez. De nuevo el bebercio juvenil de fin de semana vuelve a saltar a la palestra y acapara la atención del gobierno municipal que según dice esta buscando una solución de consenso junto a los grupos de la oposición y entidades sociales. 
En este sentido, sale al paso el portavoz del ejecutivo, Julio Flores, señalando que confía en que la solución no se convierta en arma arrojadiza entre las fuerzas políticas locales. Hasta aquí nada que objetar sino fuera porque también dijo que el anterior gobierno no solucionó el problema del botellón calificando las acciones que realizó en este sentido como "fina capa de maquillaje". Desde el PSOE José Nogueira, no se hace esperar y contraataca denunciando la dejación de funciones del actual gobierno local. Con lo cual ya está sembrada de nuevo la discordia y volvemos a lo mismo. El BNG por su parte pide que se cumpla la normativa municipal y se busquen nuevas actividades alternativas, mientras que Esquerda Unida apuesta por la creación de un botellódromo.
Al margen de chascarrillos políticos, el PP ya ha anunciado que pedirá autorización a la Delegación del Gobierno para instalar cámaras de videovigilancia en los Jardines de Méndez Núñez mientras que los vecinos de la Plaza del humor vuelven a elevar sus protestas porque retorna el botellón a esta zona declarada de especial protección.

No hay comentarios: